Pérdida de dientes: qué hacer y cómo prevenir

pérdidas de dientes

Lo dientes, bien cuidados y controlados por tu dentista, pueden durar toda la vida. De modo que, si te has preocupado por mantener a raya la higiene bucal y has visitado periódicamente al dentista, llegarás a ser una persona mayor con todas tus piezas dentales en buen estado.

Sin embargo, son muchas las causas que pueden originar la pérdida de dientes. La caries y las enfermedades periodontales son las más frecuentes. Pero además se pueden producir por desgaste o traumatismos dentales. La placa y el sarro también son desencadenantes de la caída de dientes. Por tanto, hay que estar muy atentos a la alimentación, la higiene y la salud para evitar la caída de los dientes.  Sobre todo, durante el embarazo y la tercera edad.

Una de las enfermedades dentales más comunes que conducen a la pérdida del diente es la periodontitis, se produce cuando la inflamación de las encías no se trata o el tratamiento se pospone. Esta inflamación se extiende desde la encía hasta el ligamento y el hueso que sirve de soporte a los dientes, provocando que estos se debiliten hasta que se caigan. ¿A qué se debe? Casi siempre es consecuencia de una mala limpieza. Si la placa y el sarro consiguen asentarse en la base de los dientes, formarán bolsas de sarro y placa entre la encía y el diente. Éstas, contienen bacterias causantes de la inflamación.

Hacemos hincapié en el embarazo porque durante este periodo se producen una serie de cambios hormonales muy fuertes que hacen que la placa y las bacterias aumenten.

¿Cómo prevenir la pérdida de dientes?

La pérdida de dientes tiene mucho que ver con la mala limpieza, por lo tanto te damos unos consejos para que mejores:

  • Cepillarse después de cada comida y antes de ir a dormir.
  • Usar hilo dental al menos una vez al día (preferiblemente por la noche)
  • Agendar una cita con el odontólogo una vez cada seis meses para revisión y limpieza dental.
  • Mantener limpias las prótesis dentales mediante cepillados y enjuagues.

La caída por golpes o traumatismos también se puede prevenir:

  • Mediante el uso de un protector bucal cuando se practican deportes de riesgo.
  • Evitando alimentos duros (huesos, pan duro…)
  • En el coche, llevar siempre el cinturón de seguridad.

Una vez más, daremos la importancia que se merece a llevar una alimentación adecuada. Esto nos ayudará a fortalecer tanto las encías como los dientes. Teniendo las vitaminas y suplementos que necesitamos, conseguiremos crear una barrera a posibles enfermedades dentales. Nunca deben faltar en nuestra dieta:

  • Calcio y vitamina D: reducen el índice de caída de dientes.
  • Vitamina C: protege las encías de la infección bacteriana.
  • Ácido fólico: promueve el crecimiento celular.
  • Reducir los alimentos que requieran masticación prolongada.

Si este artículo llega demasiado tarde y ya has perdido algún diente, puedes acercarte a cualquiera de nuestros centros Láser2000 y consultar las ofertas de implantología que te ofrecemos.