Aftas bucales recurrentes: acaba con ellas

aftas bucales

Son muy molestas, duelen y escuecen a la hora de comer, beber, reírte e incluso te impiden besar. ¿Te has preguntado a qué se debe la aparición de las llagas bucales? Las aftas bucales suelen asociarse a un nivel bajo de defensas o como respuesta en épocas de estrés. Pero hay más causas. Las úlceras en la boca también aparecen por carencia de vitaminas o por accidente cuando nos mordemos. Es algo que todos hemos sufrido.

Se pueden identificar fácilmente por su aspecto: es como una herida plana con el centro más blanquecino rodeado de un enrojecimiento y pueden aparecer en cualquier parte de la boca, desde las mejillas hasta la lengua.

Te desvelamos todos los motivos posibles por los que pueden aparecer las aftas bucales:

  • Tendencia genética. Las enfermedades se heredan y las aftas bucales no se quedan atrás en este caso.
  • Accidentes físicos, una mordida en el labio, en la lengua o en la mejilla.
  • Como consecuencia de una bajada de las defensas.
  • En el caso de las mujeres es habitual que aparezcan con la menstruación.
  • La falta de vitamina C, B12 y ácido fólico.
  • En épocas de estrés y ansiedad.
  • Con el aumento de acidez en la boca debido a una falta de higiene o por problemas gastrointestinales.

De cualquier modo no es un tema preocupante ya que la mayoría de las veces las causas son desconocidas. Pero sí podemos adelantarnos e intentar en la medida de lo posible evitar estas apariciones tan molestas.

¿Qué podemos hacer para evitarlas? Podemos controlar el aporte de nutrientes que ingerimos para no sufrir déficit de vitaminas. Evitar el picante en las comidas o alimentos muy ácidos, seguir una rutina estricta de la higiene de la boca y evitar el estrés.

¿Cómo se tratan las llagas de la boca?

No existen fármacos milagrosos que las hagan desaparecer. Pero en el caso de que sean demasiado molestas podemos encontrar en las farmacias enjuagues con anestésicos para calmar el dolor o antiinflamatorios para agilizar la desinflamación y cicatrización. Es muy importante no confundir estas aftas bucales con los herpes labiales, estos empiezan a aparecer causando escozor que después se transforma en una ampolla y acaba formándose una postilla. Este último al ser de carácter viral debe tratarse con antivíricos.

Lo que sí puedes hacer para evitarlas es estar al día con el cuidado de tu boca. En nuestras clínicas Láser2000 la revisión y el diagnóstico son gratis. Acude a la más cercana o pide cita.