Bebidas y caries ¿qué relación tienen?

Bebidas-Caries_750x750_ABR17

Estamos acostumbrados a hablar de los alimentos que combaten la caries o los que provocan caries, pero, ¿qué hay de las bebidas? ¿te habías planteado que lo que bebes también afecta a la salud de tus dientes?

A la hora de preocuparnos por la salud de nuestra boca, no vale pensar solamente en alimentos sólidos. Es lógico pensar que el líquido también es un factor importante ya que lo consumimos incluso con más frecuencia (bebemos muchas más veces a lo largo del día de las que comemos) y no nos lavamos los dientes después de beber igual que lo hacemos después de comer.

¿Qué bebidas son beneficiosas para la salud de nuestros dientes?

Beber agua es muy saludable para nuestros dientes porque los limpia, e incluso, en muchas zonas el agua lleva fluoruro por tanto, los fortalece.

El té verde y el té negro son bajos en acidez y contienen compuestos que reducen a las bacterias responsables de desencadenar los procesos de las caries. Si además, el agua que usas para preparar tu té es fluorada tendrás una protección doble contra la placa. ¡Y recuerda que no debes añadirle azúcar!

La leche aporta grandes dosis de calcio, fosfatos y vitamina D que tus dientes necesitan. Si no eres tolerante a la leche puedes buscar otros suplementos que los contengan como el pescado, los frutos secos o la leche de soja.

¿Qué bebidas debes descartar para combatir la caries?

Seguramente sospecharás que las bebidas gaseosas son bastante perjudiciales para la salud de tus dientes (tampoco producen ningún beneficio para el resto del cuerpo) las bebidas carbonatadas, tienen altos contenidos en azúcares y disuelven el esmalte de los dientes, lo ideal es eliminarlas por completo de tu dieta.

A pesar de que los zumos de frutas son beneficiosos para tu salud, tienes que controlar su consumo por su alto contenido en azúcar. Enjuágate con agua después de beberlos.

Cuando consumas bebidas alcohólicas deberías lavarte los dientes después igual que si hubieras comido ya que tienen bastante azúcar. Si no puedes lavarte los dientes, al menos deberías enjuagarte con agua después de beber alcohol. Reducir el consumo de bebidas alcohólicas no sólo beneficiará a la salud de tu boca, sino a tu salud en general.

Un truco para reducir el daño que producen algunas bebidas en tus dientes es beber con una cañita o una pajita, aunque no te asegures una protección al 100% es una manera menos agresiva y menos invasiva de beber.

¿Quieres tener unos dientes sanos y fuertes? En nuestros centros Láser2000  tenemos los mejores tratamientos para caries, pásate y te informamos sin compromiso.