cabecera-brakets-de-colores-02

¿Os encontráis en la disyuntiva de elegir el color de los brackets? Ten en cuenta que los brackets van a formar parte de la apariencia diaria, como un accesorio más del look de tu hijo con lo cual es normal que no sea fácil elegir un color para ellos. Te damos unos consejos que puede que os ayuden a tomar la decisión.

  • Pide que te enseñen la gama de colores que tienen disponibles con antelación, ya que si los eliges en el momento te puedes dejar influenciar por un estado de ánimo o las prisas. Mejor que lo deliberes en casa unos días antes. Mientras te lo piensas tienes que sopesar que los colores se van a ver con una tonalidad un poco más clara sobre tus dientes.
  • Pon sobre la mesa combinaciones que te gustaría llevar: la de un equipo de fútbol, los colores del uniforme del cole, su color favorito…
  • Si te decantas por tu color favorito ten en cuenta que no siempre van a ir bien con tu piel o tu pelo, en el caso de que seas adolescente y te preocupen más las cosas de la imagen, tendrás que valorar si funciona con tus tonalidades. El pelo rubio y la piel clara pueden ir bien con colores como azul petróleo, burdeos, bronce, salmón, verde aguamarina… Y para las pieles morenas y pelo oscuro van bien los dorados, el turquesa, el naranja, fucsia… ¡Depende de ti!
  • Echa un vistazo a tu armario y comprueba si hay algún color que se repita mucho. Si tienes muchos colores primarios puedes decantarte por uno de ellos. Si tienes muchas cosas flúor elige entonces unos brackets transparentes.
  • Los colores más oscuros para los brackets son los que hacen que tus dientes se vean más blancos por el contraste. Es otro punto a tener en cuenta…
  • Una vez en la consulta, el especialista te pondrá el color que has elegido. Si una vez puestos no te acaban de convencer, piensa que en la próxima visita te los podrá cambiar por otro.
  • Y por último, para mantener el color de los brackets tendrás que seguir unos hábitos de limpieza para que luzcan relucientes como el primer día. Lleva siempre un cepillo de dientes contigo, lava tus dientes después de cada comida, usa hilo dental una vez al día ya que esto te ayudará a limpiar espacios donde el cepillo no llega. Y haz un enjuague bucal al menos una vez al día también para terminar con todas las bacterias que hace que los dientes se piquen.

Esperamos haberte ayudado a tomar la decisión y ya sabes, siempre se puede cambiar en cada revisión para ajustarlos que suelen ser de seis a ocho semanas. Pásate por nuestras clínicas Láser2000 para aprovecharte de nuestra promoción en ortodoncias.