cabecera-miedo-al-dentista-02

Existe cierta tendencia a ver al dentista como un castigo, y es algo que se transmite de generación en generación a veces de manera inconsciente. Pero lo que sí es cierto es que en la mayoría de los casos la primera visita de los niños al dentista es con miedo y esto puede evitarse.

Casos de ansiedad dental infantil
Desgraciadamente no siempre se cumplen con éxito estas pautas y el niño puede llegar a desencadenar cuadros de ansiedad dental en la clínica. El miedo y la ansiedad del niño puede dificultar la buena ejecución del odontólogo ya que la cooperación en ese caso sería muy baja.Algunas de las causas que pueden llegar a desembocar en ansiedad son:

  • Haber experimentado dolor durante el tratamiento y el posterior.
  • Tener al dentista como una autoridad con la capacidad de intimidar.
  • Desconfianza en el odontólogo y los auxiliares 
  • Problemas psicológicos previos
  • Escuchas otras experiencias contadas en la misma clínica
  • Disponer de poco tiempo para que el niño se acostumbre al tratamiento
  • El miedo de los propios padres

Seguro que nos suena la advertencia “no comas tantas chucherías o tendrás que ir al dentista porque se te estropearán los dientes”. Este tipo de sentencia no hace más que crear un mito alrededor de la figura del odontólogo. Por tanto está en la mano de los padres darle la vuelta a ese falso mito e incentivar una actitud positiva hacia el dentista.

Algunos consejos para lograr evitarlo con éxito: 

  • Evitar cualquier tipo de amenaza con llevarle al dentista o comentarios negativos sobre la propia experiencia.
  • Con la ayuda del dentista instruirle y inculcarle la responsabilidad de la higiene bucodental.
  • Si el niño empieza a ir al dentista desde que tiene 1 año, facilitará las posteriores visitas sin miedo.
  • Hacerle entender que las revisiones son para evitar problemas futuros.
  • Tampoco es conveniente prevenir al niño de la consulta con comentarios del tipo “no te va a doler” etc.

La comunicación fluida entre los niños y sus tutores es esencial para ganarnos la confianza de los más pequeños, algo que conducirá a una mejor aceptación del procedimiento dental y un trabajo relajado y exitoso. Nuestros especialistas pondrán todo se empeño en trasmitir tranquilidad a sus pequeños pacientes.