Ortodoncia invisible

El apiñamiento dental constituye uno de los principales problemas odontológicos, ocasionando la aparición de caries, alteraciones masticatorias, dificultad en el habla o dolor de cabeza entre otros.

Incluso puede llegar a afectar a la autoestima del paciente, reduciendo su confianza, al no estar contento con su sonrisa.

¿Qué es la ortodoncia invisible y para qué sirve? 

La ortodoncia invisible gracias a un sistema de férulas incoloras es imperceptible a la vista de otras personas. El tratamiento de ortodoncia invisible, al ser extraíble, también permite al paciente mantener una buena higiene bucodental, evitando o reduciendo la posibilidad de que surjan problemas de caries o encías.

Se puede corregir cualquier pequeña imperfección, de forma que los dientes queden correctamente alineados y olvídate de los bracket. Algunas de las ventajas de este nuevo tratamiento son:

  • Más cómodo: Acaba con las molestias que provocan los brackets. Este tipo de ortodoncia permite hablar con comodidad, sin rozaduras o heridas.
  • Más discreto: Al estar fabricado con un material transparente pasa desapercibido cuando está colocado.
  • Más higiénico: Una de las mayores ventajas de las férulas transparentes es que al ser removibles permiten una limpieza completa de la boca, sin correr el riesgo de retener comida, como es el caso de los brackets.
  • Más práctico: A diferencia de los brackets los alineadores se pueden quitar para comer, beber y cepillarse los dientes.

¿Qué tipos de ortodoncia invisible hay? 

Existen dos tipos de ortodoncia invisible:

  • La ortodoncia lingual en la que el aparato se coloca en la parte posterior de los dientes y por tanto, no se ve. Técnicamente se puede comparar con los aparatos clásicos. Una de las ventajas de esta técnica es que no hay riesgo de que el esmalte dental resulte dañado ya que el frontal de los dientes no se toca.
  • La técnica invisalign, que consiste en una férula transparente por tanto, más que invisible se debe considerar transparente. En el interior de esta férula se colocan los accesorios que empujan a los dientes a la posición correcta. Estas férulas se deben cambiar cada dos semanas siguiendo los esquemas que se han determinado previamente mediante un programa informático. Al ser removible el paciente se la puede quitar cuando considere oportuno.

¿Cuánto dura el tratamiento?

Un tratamiento de ortodoncia invisible suele durar de media desde los 9 meses a 2 años.

***Si necesitas más información sobre las ortodoncias invisbles consulta con nuestros especialistas.