OrtodonciaMetalica750x350_MAYO15

La ortodoncia no solo corrige estéticamente la posición de los dientes, sino que también ayuda a corregir problemas y alteraciones mandibulares, de mordida y el apiñamiento dental que puede ocasionar la aparición de placa bacteriana y caries.

Entre las alteraciones más comunes se encuentran:

  • Prognatismo y retrognatismo: se produce cuando la mandíbula, los dientes inferiores, o ambos, se encuentran adelantados o retrasados (respectivamente) al maxilar superior.

  • Mordida abierta: se habla de mordida abierta cuando al cerrar los dientes superiores contra los inferiores queda un espacio entre ambos que dificulta el sellado de los labios.

  • Mordida cruzada: en este caso al hacer contactar los dientes inferiores contra los superiores algunas piezas dentales quedan por delante y otras por detrás.

  • Diastema: es un hueco o separación entre dientes. Es muy común el diastema entre los incisivos (paletas).

  • Colapso: es un estrechamiento que puede existir tanto en la mandíbula como en el maxilar superior, y que hace que los dientes se apiñen, se giren y se posicionen incorrectamente al no tener espacio suficiente para colocarse.