cabecera-caries-biberon-02

Si has oído hablar de la caries del biberón y no sabes de qué se trata ni a qué se debe, en este post te vamos a explicar sus causas y consecuencias.

La caries del biberón es un fenómeno que destruye el diente debido a la desmineralización de la superficie dental causada por las bacterias que se nutren de los restos que quedan en los dientes. Estas bacterias necesitan tiempo para actuar, por tanto, cuanto más tiempo pasen los dientes sin limpiar, más aumentarán las posibilidades de generar caries.

Muchos bebés están acostumbrados a dormirse con el biberón en la boca , de esta forma tienen más riesgo de desarrollar una caries en los dientes de leche. Los ingredientes de la leche del biberón suelen ser: maltosa, sacarosa, lactosa y glucosa, que son los que favorecen que se forme una caries debido a que estos se quedan mucho tiempo en la boca del bebé.

Estos componentes no sólo están en la leche sino también en los zumos e infusiones azucaradas. Los primeros dientes de los niños se verán afectados si pasan mucho tiempo con el biberón y se verá primero en el esmalte dental dañado y después vendrá la caries. El chupete endulzado también provoca este tipo de caries infantil.

No hay que culpar directamente al biberón de esta caries sino al contenido azucarado de los líquidos que contiene. Si los niños bebieran esos líquidos en vaso estaríamos hablando del mismo tipo de caries.

Hasta la leche materna es susceptible de originar esta caries, la paradoja en este caso es que la propia leche materna también ayuda a prevenir la caries. Por una parte tiene azúcar pero por la otra contiene enzimas e inmunoglobulinas que frenan el desarrollo de las bacterias.

En este caso, un bebé que sólo se alimenta del pecho de su madre también podría tener caries si no se le limpian los dientes después. Para eso, pasarle una gasa o un cepillito especial antes de dormir es lo ideal, así se consigue eliminar los restos de sustancias que provocan la caries del biberón.

Así que es muy importante la limpieza de los dientes de leche para combatir la caries del bebé, además de controlar el tiempo que pasan con la tetina del biberón en la boca.