La sobredentadura sobre implante es la solución cuando la movilidad de las prótesis impide hacer una correcta masticación, debido a que el hueso que sostiene la prótesis va desapareciendo a lo largo de los años, además de crear una inseguridad en el paciente al hablar y sonreír. La sobredentadura es una prótesis completa y removible que evita y previene este tipo de problema, los pacientes podrán comer sin notar movimientos de la prótesis ya que son compatibles y van fijas a los implantes.

¿Cómo sé si puedo ponerme una sobredentadura o no?

Será necesaria una visita y nuestros especialistas confirmarán si hay espacio libre en el hueso para colocar los implantes.

¿Cómo funcionan las sobredentaduras?

Las sobredentaduras son ideales para pacientes que prefieren los beneficios de los implantes dentales pero no quieren pasar por cirugía de injertos de hueso y encía o no quieren incidir en el tiempo y el coste que conlleva tener múltiples implantes dentales.

Una de las grandes ventajas es que proporciona una mayor estabilidad y mejora la fuerza masticatoria comparada con las clásicas dentaduras postizas removibles.

Los pacientes con sobredentaduras podrán comer y hablar con total normalidad y no tienen que preocuparse por el uso de adhesivos para las dentaduras postizas.

¿Cuánto dura el procedimiento de la sobredentadura?

Varía de un paciente a otro pero se suele dar un plazo de tres a seis meses.

¿En qué consiste el proceso de la sobredentadura?

Antes de empezar el tratamiento, el paciente deberá pasar una consulta con el médico que revisará todos los registros y se asegurará de que este reúne las condiciones para ponerse las sobredentaduras. Será necesario comprobar que hay suficiente hueso disponible para poder instalar implantes dentales y fijar la ubicación concreta de los senos paranasales y los nervios para poder evitarlos durante todo el proceso. 

La primera intervención supone la colocación de los implantes en el hueso de la mandíbula, donde se hará una incisión en la encía con el objetivo de colocar los implantes. Siguiendo este proceso es muy importante evitar hacer presión sobre los implantes recién colocados con el fin de acelerar el tiempo de curación y reducir la sensación de incomodidad.

Una vez el proceso de curación ha finalizado y los implantes estén fusionados con el hueso de la mandíbula, se puede pasar a la segunda intervención la cual es mucho más simple. Las copas de los implantes se descubren por medio de un pequeño corte en la encía, donde se colocará un collar de curación para hacer posible que las encías se curen de manera correcta y hacer espacio para fijar las sobredentaduras.

En la recta final del proceso, los dientes se fijan en el marco de la sobredentadura perfectamente, consiguiendo crear una sonrisa nueva en el paciente.

¿Qué cuidados necesitan las sobredentaduras?

Es fundamental cuidar la higiene bucal y retirar por la noche las sobredentaduras para asegurarnos así que las fijaciones estén en buenas condiciones durante mucho tiempo. Del mismo modo, también deben limpiar los implantes de una forma habitual para evitar cualquier tipo de infección.

Es recomendable que los pacientes se hagan chequeos regularmente después de la instalación de las sobredentaduras por si hubiera que hacer cualquier tratamiento de mantenimiento se haga cuando sea necesario.